Tu empresa de lampistería

CALEFACCIONES HIDRÁULICAS CON RADIADORES - Ver Fotos

Las Instalaciones de Calefacción por Agua Caliente, básicamente están compuestas por una caldera que funciona a gas o gasóleo, y todo un sistema de distribución en forma de circuito.

El agua caliente se distribuye mediante circuitos hidráulicos. Para poder efectuar la distribución del calor por todo el edificio, se instala un circuito cerrado de agua a presión.

Generalmente consta de una tubería de impulsión a temperatura elevada y otra de retorno de los radiadores, que está a menor temperatura ya que el agua ha recorrido ese circuito transmitiendo calor a los ambientes a través de radiadores.

Esta distribución se realiza normalmente mediante distintos circuitos independientes a fin de poder controlar el consumo y optimizar el rendimiento.

El material usualmente empleado en los circuitos es el cobre.

En los Sistemas Monotubulares, los radiadores (o emisores) se sitúan en serie, y el mismo agua que circula por el primer radiador seguirá hasta el último. Este sistema presenta inconvenientes por bajo rendimiento debido a que si la instalación es relativamente grande, el último radiador de la serie no recibirá el calor de los primeros.

Los Sistemas Bitubulares sitúan los radiadores (emisores de calor) en paralelo y cada radiador recibe el agua que necesita, distribuyéndose el resto del agua hacia los otros radiadores. Este es un sistema mejor pero más caro porque requiere el doble de tuberías en su instalación.

Para viviendas donde no se superan los cuatro radiadores, se utiliza el sistema monotubular; superando esa cantidad de emisores, siempre se emplea el sistema bitubular.

Calefacción